Taza No. 20. Hoy he mirado a Kami (Dios)

Posted in Mis tazas with tags , , , , on 28 enero, 2016 by letrasdelcorazon

En mi Tayō-sei (diversidad) encuentro a Dios, entre la acera tapizada de huellas de algún pie o zapato, en los rostros de los olvidados con ropas roídas y sucias que asemejan el dolor de un alma que ha perdido la conciencia y quizás algo más…

En los pájaros que trinan y dan cierta calma a los buscadores de soledad, y a los niños. Encuentro tanta energía en este mundo real, de gente normal, de locos en patineta, de comer dulces y nieves, y hasta en el ruido de los carros.

Encuentro en este espacio callado a Kami con su autenticidad, con su amor (Ai), que me da esperanza… tiempo… y vida.

Anuncios

Taza No. 19 ¿Por quién doblan las Kane (campanas)?

Posted in Mis tazas with tags , , , , , , , , on 28 enero, 2016 by letrasdelcorazon

Junio siempre tiene un halo de tristeza y felicidad para mí, aunque tengo que agradecer que en este mes celebró a mi padre y a Lilia, pero aun así no deja de ser un junio enemigo en mi corazón.

Sucede quizá que amanecí vulnerable, y me viene a la mente Robert, sabia que moriría pero aun así el amor fluyo por María, y  creo que el poeta murió también con su personaje, a solas, con ese sentimiento callado que hace latir tu corazón pero que es tan fuerte que se desborda por tu cuerpo y busca entregárselo a quien te mira y sonríe.

¿Sabes?

En el mundo seguramente en este mismo instante otro está oyendo la misma música,  incluso tú, y ambos suspiraremos deseando encontrarnos, y justo ahora, estamos leyendo el mismo libro en el bus, por que eso ya lo escribieron los poetas escriben y ellos saben que nos entrelazamos.

Y saben de esta sensación de silencio… de esperar. Y, te espero mi otra mitad, mi  tamashi, espero que leas esto algún día, y sientas la misma sensación que yo ahora… 

“La muerte de cualquier hombre me disminuye porque estoy ligado a la humanidad, por eso nunca preguntes por quién doblan las campanas: doblan por ti.”

 

 

Taza No. 18 La ciudad es un Pai (pastel) con Ekō (eco)

Posted in Mis tazas with tags , , , , , , on 28 enero, 2016 by letrasdelcorazon

La ciudad de noche es como un Pai (pastel) enorme lleno de luces. Entonces algunas veces esta tan brillante que toda la gente festeja y es feliz, otras, es un pastel sin vida… callado… opaco… y semidulce, donde solo el cielo puede divisar su silueta, es una ciudad sin color, de gente sin azúcar. 

Algunos otros días la ciudad es el pai mas enorme que puede verse en la tierra, está lleno de magia, cada cubierta de colores están impregnados de sonrisas, de te amos, de sonrojos y manos inquietas, tan grande que puede rosar la luna y los suspiros de los enamorados, y los suspiros de las ganas, y los orgasmos del cuerpo. 

Después es un ruidoso pai haciendo eko en el alma, y las velas somos nosotros, apagándonos o prendiéndonos, suspirando o quejándonos, siempre tristes o  contentos, con un hilo al dedo buscando el otro meñique que tiene el inicio que lo vuelva todo, increíblemente enamorados y sufridos, en este espacioso mundo, en estas noches de frio, en las mañanas de mayo, en el bullicio y la calma, en los reflejos, momentos que hacen eko en el corazón amado. 

Taza No. 17. No cabe duda que la suerte existe… Kuroba♣

Posted in Mis tazas with tags , , , , on 28 enero, 2016 by letrasdelcorazon

Pudiste ser el chico del bus, el que me miró y me dijo que tengo cara de trébol, no lo sé, pero hubiera sido genial porque pude sonreír espontáneamente y eso rara vez sucede o llama mi atención. Aun así soy pesimista y el encanto se fue como se van los días de abril. La realidad es que me pongo nerviosa cuando alguien se acerca, pongo mis barreras y suelto las hojas del kuroba (trébol).

Pero por encontrarte a ti, abro mis shisen (ojos)… y estaré atenta.

Taza No. 16 Tu olvido en el Buraun (café) me trae Jiyū (libertad)

Posted in Mis tazas with tags , , , , , , on 28 enero, 2016 by letrasdelcorazon

Me tome tu olvido en el Buraun (café) de este día, tenía un sabor a dolor y adiós… pero me gustó saborear el rico aroma de Jiyū (libertad). Mi adorado jisen, no siempre tenemos lo que anhelamos ni siquiera cuando se busca incansablemente, tampoco debemos perder el tiempo en una búsqueda que se tiene perdida desde el inicio, pero espero que nuestro encuentro rompa estos esquemas, porque hoy libero el ultimo recuerdo importante de mis recuerdos, hoy dejo que el mar se lleve en el ocaso de marzo un inolvidable amor.

 

Tasa No. 15 La Iashi (palmera) de Liverpool

Posted in Mis tazas with tags , , , on 4 febrero, 2015 by letrasdelcorazon

Un día me enamore… no pienso ocultar que amé locamente mi querido Jizen, porque esos días fueron verdaderamente Mahou (mágicos). Fue increíble sentir que lo tenía todo y, estar abrazada a él un diciembre, así como hoy (19.12.14), son los mejores recuerdos de mi juventud. Pero, es mi pasado, quiero reescribirla contigo.

¿Por qué la palmera?

Bueno, cada noche paso y la veo, y me imagino que algún día te veré junto a ella, sin importar el tiempo o las horas me esperaras ahí quizás fumándote un cigarro, porque sabes que arrive (llegaré). Y aun si piensas que es aburrido esperar, te puedo decir que es el sentimiento más electrizante que conozco, y, yo podría esperar por ti una eternidad… ¿Podrías tú?

 Por eso enséñame a sentir de nuevo eso tan especial, se mi pequeño amor, mi anhelo más profundo.

Taza No. 14 ¿La cortesía se puede confundir?

Posted in Mis tazas with tags , , , , , , , , on 4 febrero, 2015 by letrasdelcorazon

Que alguien te sonría, que alguien sea katto (cortes) y se preocupe por ti, no significa que le gustes.

Es difícil separar aquellos gestos espontáneos a otros intencionales, diferenciar una mirada limpia a una que parece te invita a otro sentimiento es raro, porque estamos tan acostumbrados a la frialdad, al anti-romanticismo, a los gritos y al sufrimiento, que una caricia diáfana sencillamente nos asusta. Dejamos hace tiempo el asombro por la inocencia, la ternura, las cosas cálidas, que cuando alguien te besa sin malicia es imposible no cuestionar la verdadera intención del acto.

Me preguntó: ¿Mi jizen amante se confundirá si alguien lo abraza, o sentirá el vacío que ocasiona la espera?

¿Se encontrará con el dilema de llamar al pan pan y al vino vino, o un simple beso en la mejilla lo confunde?

No lo se…

Pero es tan agradable ver sonreír a los demás… yo quiero verte sonreír mi adorado jizen… quiero poder decirte: Watashi wa anatanoegao ga suki (me gusta tu sonrisa)…  o simplemente quedarme callada mientras vuelves mi universo un mar de sonrisas”.